Diseño de experiencias y espacio. Definición de modelos de experiencia construida

En curso

D
PC modelos, experiencia

 

El diseño de experiencias tiene su fundamento en lo social, en lo cultural y en lo sensorial. Se centra en el usuario y en el entendimiento profundo o sensaciones que le genera una situación en un determinado contexto.
El ser humano lleva a cabo actividades en entornos construidos. Dichos entornos poseen una cualidad narrativa y experiencial más o menos evidente que se enlaza con la percepción del ser humano mediante la dimensión estética de la arquitectura. El medio construido es la base de la mayor parte de las experiencias por su condición de contexto, así pues, se convierte en una potente herramienta. El espacio interactivo surge de la concepción de espacio y usuario como sistemas conectados, espacios evocadores que hacen partícipe al usuario y se nutren de sus reacciones.
Así pues, el objeto de la investigación se centra en el diseño de experiencias desde su relación con el espacio. Dicha relación nace de aplicar la teoría de la arquitectura desde un enfoque narrativo, sensorial, perceptivo y psicológico, a la creación de espacios. La cualidad experiencial se incrementa además con las posibilidades de interacción con el usuario.
¿Cómo se materializan conceptos vinculados a la experiencia del usuario en el espacio? ¿Qué clase de narrativas contiene un espacio arquitectónico? ¿Cómo influye el medio construido en la experiencia del usuario y cómo se interpreta la narrativa que contiene? Estas son cuestiones a analizar para poder definir algunas de las claves vinculadas a la percepción espacial y a la comunicación de narrativas y creación de experiencias en el actual contexto social, económico y cultural.
El punto de partida para ello se encuentra en el estudio, bajo el enfoque del arquitecto, de las bases teóricas, filosóficas y arquitectónicas más trascendentes de naturaleza sensorial y relacional, con el fin de adquirir una base argumental y científica sólida en este ámbito.
A continuación se analizarán desde distintas variables una selección de experiencias de usuario en las cuales interviene de manera relevante o fundamental el entorno construido.
Partiendo de la dimensión experiencial y sensorial, se busca encontrar aquellos factores que aparecen de manera recurrente y necesaria en el diseño de estos espacios. Una vez determinados estos factores, se asignará a cada uno un margen de variabilidad.
De este modo se busca definir una sistemática que generalmente determina la experiencia construida, en base a dichos factores y sus márgenes de variabilidad. Así se podría llegar a establecer un modelo de escenario futuro para un determinado patrón de experiencias construidas.