Entre la caja y la cueva. Conceptos y formas en la arquitectura de Le Corbusier

En curso

D Mas LLorens, Vicente
D Santatecla Fayos, José
PC Le Corbusier, formas

 

Muchos de los grandes arquitectos, desde Palladio hasta Loos, han transmitido sus conocimientos a través de la docencia, conferencias, o publicaciones tales como manifiestos, revistas o libros. Si bien es cierto que la sensibilidad particular de cada uno de ellos puede ser mostrada y quizás entendida, parece que difícilmente puede ser enseñada como tal. Sin embargo, el legado escrito de los grandes maestros ha permitido transmitir el fruto de sus reflexiones para que sean aprendidas e incorporadas al acerbo de conocimientos de las siguientes generaciones. Así, partiendo de la hipótesis de que la Arquitectura tiene un importante sustrato conceptual, cabe, como objetivo principal de este trabajo, intentar dar respuesta a la siguiente pregunta: ¿Cuál es la relación entre conceptos y formas en la obra arquitectónica?
Esta cuestión resulta especialmente interesante en el caso de Le Corbusier, debido a que es por excelencia el ideólogo de la Modernidad, no sólo por su prolífica obra proyectada y construida, sino también por su capacidad de síntesis y su afán divulgador. De hecho el interés que suscita sigue vigente hoy en día y se siguen publicando escritos sobre él con cierta asiduidad. Sin embargo, existen aún ciertas contradicciones entre las diferentes interpretaciones que se han hecho de su obra y aunque ésta ha sido estudiada exhaustivamente desde muy diversos puntos de vista, pocas veces se ha indagado en la relación existente entre sus obras y los conceptos arquitectónicos expresados en sus escritos.
De entre las diferentes dicotomías que se aprecian en la obra de Le Corbusier, este trabajo se va a centrar en aquellas que afectan a la vivienda unifamiliar aislada, ya que ésta es a la trayectoria de Le Corbusier lo que la ejecución de un experimento concreto es a un proyecto de investigación: la parte frente al todo.
En este sentido extraña que en una misma época, ante un mismo clima, en la misma ciudad e incluso para clientes de una misma clase social y confesión, Le Corbusier proyecte dos viviendas tan diferentes como la casa Shodhan (1952-1955) y la casa Sarabhai (1952-1955). La primera es una caja que, erguida sobre el terreno acapara todas las miradas; la segunda se protege de la mirada y se mimetiza con su entorno cubriéndose con el propio terreno, es un refugio, una cueva. Llama poderosamente la atención que aunque esta es la última vez que Le Corbusier emplea ambas estrategias simultáneamente, no es la primera tal y como se aprecia en los años treinta entre la villa Savoye (1929-1931)y la Petite Maison de Week-End (1934-1935) e incluso entre dos de sus proyectos no construidos de la primera década de siglo XX, la casa Citrohan (1920) y la Villa au Bord de la Mer (1916).
Ante esto surgen nuevas preguntas: Si en una misma época el pensamiento arquitectónico de Le Corbusier es invariable ¿Por qué Le Corbusier emplea dos formas opuestas para un mismo tipo de proyecto, repitiéndolas cíclicamente a lo largo de toda su trayectoria? ¿Cuál es la relación entre ambas? ¿Cómo evoluciona cada tipo y la relación entre ellos a lo largo del tiempo? ¿Cuál es la relación entre los dos tipos y el pensamiento arquitectónico de Le Corbusier en cada época? ¿Qué relación existe entre la evolución de los tipos y la de los conceptos a lo largo del tiempo?