Amancio Williams: Principios y comienzos

En curso

D Magro de Orbe, Íñigo
PC Williams

 

Esta tesis pretende estudiar la producción arquitectónica de Amancio Williams (1913-1989).
Amancio Williams está considerado como uno de los más importantes arquitectos argentinos de la primera mitad del siglo XX, su obra ha sido elogiada por personalidades de la arquitectura y del arte como Frank Lloyd Wright, Le Corbusier (lo propuso como miembro de la delegación argentina para los CIAM y le recomendó para la dirección de la casa Curutchet en la ciudad de La Plata), Mies van der Rohe (le ofreció ser Decano de su Instituto, el I.T.T., Illinois Institute of Technology), Walter Gropius (con el proyectó la Embajada Alemana en Buenos Aires), Eliel Saarinen, Adolf Loos, Alvar Aalto, Marcel Breuer, Richard Neutra, Max Bill, André Bloc, Kenneth Frampton, George Candilis, etc.
Pese a estos reconocimientos, considero que es un arquitecto poco estudiado. Quiero centrar mi tesis en el estudio de su producción arquitectónica desarrollada en el periodo comprendido entre los años 1942 y 1946, años que se corresponden con el inicio de la práctica profesional del arquitecto y la redacción de una carta que, a modo de presentación, remitió a Le Corbusier; carta que se acompañaba de una muestra de los proyectos que había desarrollado hasta esa fecha.
El hecho de acotar el estudio de la obra de Amancio Williams a este periodo está motivada por varias razones, la primera es por entender que es un momento especialmente interesante en el desarrollo de las vanguardias artísticas europeas y la expansión de estas ideas modernas hacia América, consecuencia de la situación política y social en la que Europa se encontraba y el dialogo transatlántico que la migración de ideas y personas provocó. El segundo motivo es que estos proyectos marcaron el desarrollo de toda su obra, como el mismo explicaba al hablar de estos proyectos.
“Los trabajos en mi taller tuvieron el carácter de búsqueda de algo nuevo, pero no porque sí, por capricho, sino respondiendo a una necesidad y trabajando con toda independencia del resto de la situación.
Estos trabajos nacen alrededor de 1942, cuando el mundo estaba en plena pelea. Teníamos la impresión de que Occidente se venía abajo. Yo era muy joven y eso me parecía clarísimo. Lo único que se podía hacer en serio era trabajar para salvar la cultura y la civilización. Con ese sentido me dediqué no solo a estudios teóricos sino también de aplicación práctica.”
Me interesa estudiar la relación del arquitecto con las corrientes filosóficas y las vanguardias artísticas que se desarrollaron en Europa, estas referencias internacionales se pueden fundamentar en el filósofo alemán Max Bense, su pensamiento, a partir del positivismo, trato de relacionar las manifestaciones espirituales con las ciencias exactas, por medio del par arte/tecnología; respecto a las vanguardias artísticas considero fundamental la figura de Max Bill, que desarrolló desde la teoría del “Arte Concreto” de Theo Van Doesburg su idea de la “buena forma”, este movimiento tuvo importante desarrollo en Argentina: “Arte Concreto/invención”, pretendo investigar también las relaciones que se produjeron con algunos los artistas más destacados de este movimiento como por ejemplo Tomás Maldonado.
En el campo de arquitectura me interesa también estudiar la relación de Amancio Williams con el Grupo Austral, en especial con Antonio Bonet Castellana.
Mi intención es estudiar el conjunto de estas obras para posteriormente profundizar en aquellas que me parecen especialmente interesantes como lo son los proyectos para el Aeropuerto de Buenos Aires y el Edificio Suspendido de Oficinas. Considero que son dos obras que, si bien nunca llegaron a construirse, tuvieron una influencia fundamental tanto en la obra posterior del propio autor como en otros arquitectos.